Saltar al contenido

Proatheris

proatheris

Proatheris

Proatheris es un género de serpientes venenosas perteneciente a la familia Viperidae.

Nombres Comúnes

víbora de tierras bajas, la víbora de pantano, víbora de pantano de tierras bajas, víbora de ceja, la víbora de pantano, la víbora de Peter, la víbora de llanura de inundación, víbora de Mozambique, la víbora de las tierras bajas africanas y la víbora dominó.

Especies

  1. Ninguna subespecie se reconoce actualmente

 

Características

Proatheris
Clasificación Cientifica
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Reptilia
Orden:Squamata
Suborden:Serpentes
Familia:Viperidae
Subfamilia:Viperinae
Genero:Proatheris

El genero Proatheris tiene como características princípales, un cuerpo medio largo y robusto con colores llamativos y una cabeza con forma triangular.

Comportamiento

Generalmente estas Víboras tienen un comportamiento tranquilo, prefieren esconderse antes de atacar a una persona. Pero la cosa cambia si las pisas o se sienten amenazadas.

Distribución geografica

Su área de distribución comienza cerca de Beira , en el centro de Mozambique , se extiende hacia el norte sobre la llanura de Mozambique hasta Quissanga, y a través de Malawi y hasta el norte hasta las llanuras aluviales del sur de Tanzania en el extremo norte del lago Malawi .

Hábitat

El hábitat de estas serpientes siempre se encuentra en pantanos bajos , llanuras de inundación y tierras frecuentemente utilizadas para el pastoreo de ganado.

Alimentación

La víbora Proatheris, Generalmente se alimenta de pequeños mamíferos, aves y otros reptiles pequeños

Reproducción

 

La serpiente Proatheris su reproducción sexual suele presentarse a los comienzos de cada año. El periodo de gestación de esta especie, dura un aproximado de 6 meses. Suelen nacer de 20 a 40 crías de una sola hembra, aunque, se suele presentar con frecuencia los casos en los que solo sobrevive una cría.

Veneno

La cantidad de veneno que puede llegar a producir Proatheris en su edad adulta, puede alcanzar cantidad de 130 a 268 mg de potencial veneno, y a los humanos solo les bastaría una mínima dosis de 40 a 70 mg para convertirse en mortal. Si bien es posible sobrevivir a una picadura de esta serpiente, los dolores que conlleva esta mordedura duran aproximadamente 2 semanas, ocasionando lesiones internas que, de no ser tratas con acción inmediata, la persona puede fallecer.

Imágenes

proatheris superciliaris
proatheris superciliaris
proatheris
proatheris